Es hora de dar un nuevo enfoque a la forma de motivar a los millennials

Autora : Susan Fowler

Una revista de negocios coreana me entrevistó para un artículo sobre la ciencia de la motivación. No me di cuenta de que el artículo se enfocaba en los millennials hasta que vi el título – la única parte escrita en inglés.

No importa en qué parte del mundo esté trabajando, siempre me preguntan cómo motivar a los millennials. Es comprensible, ya que este grupo de personas de entre 16 y 37 años es el segmento más grande de la fuerza de trabajo actual y futura del mundo (35% en los EE. UU.). No puedo leer el artículo en coreano, pero voy a reflejar la esencia de lo que realmente pienso sobre motivar a los millennials.

¿Cuáles son los valores generacionales?

Cuando Massey era profesor en la Universidad de Colorado y un maravilloso mentor para mí a principios de los años setenta, su conferencia (y el vídeo posterior) cambiaron mi forma de pensar sobre los valores (y también cambiaron el curso de mi educación y carrera).

En 1991, los investigadores William Strauss y Neil Howe publicaron su fascinante estudio en “Generaciones: La Historia del Futuro de América 1584 hasta 2069”.

Rastrearon los valores de los EE. UU. a través de generaciones utilizando documentos, informes de medios y registros históricos. Describieron cómo cada 20 años más o menos marca el inicio de un conjunto de valores nuevos – una personalidad generacional de valores.

Crearon los términos con los que ahora estamos tan familiarizados, de baby boomers a millennials. También descubrieron que hay tipos de valores que se repiten en patrones predecibles. Una generación dura aproximadamente 20 años, y los tipos de valores comienzan a repetirse después de la cuarta generación o cada 80 años. Por lo tanto, los millennials nacidos entre 1981-2002, en términos generales, tienen tipos de valores similares a las personas nacidas entre 1901 y 1924. Las dos generaciones tienen perfiles de valores similares.

La investigación sobre los valores generacionales es aún joven y ciertamente interesante. Ver los valores repetidos secuencialmente en un patrón fijo a través del tiempo podría demostrar cómo podemos aprender de la historia, proporcionar una visión del futuro estudiando cómo los valores se repiten en ciclos, y ayudar a comprendernos mejor, a nosotros mismos y a los demás.

Sin embargo, los valores generacionales solo describen la formación de una gran población de valores programados – valores inexplorados generados por un grupo de edad que está experimentando lo que es crecer. Padres, tomen nota: la influencia más grande en los valores de sus hijos son sus compañeros y lo que está sucediendo en su mundo.

Desafortunadamente, los aspectos más importantes para entender los valores a menudo se pierden en la exageración y la simplificación excesiva de los valores generacionales. Los valores generacionales son útiles para entender la formación de sus valores programados, pero no la verdadera naturaleza de los valores. Los valores generacionales pueden ser objetos brillantes que nos distraen de lo que realmente necesitamos entender sobre los valores – y el papel que éstos juegan en la motivación de la gente.

¿Por qué es importante distinguir los valores generacionales de los valores desarrollados?

Desde entonces, el Dr. Zigarmi y yo hemos desarrollado el modelo El Punto de Vista de los Valores para proporcionar un lenguaje común y un marco para entender los valores. El modelo de Punto de Vista de Valores refuerza tres nociones claves:

  1. Los valores programados no son tan potentes como los valores desarrollados. Un valor desarrollado se elige cuidadosamente entre otras alternativas, con una comprensión de las mismas; se actúa según dicho valor a lo largo del tiempo, se valora y se adopta como propio de forma pública.
  2. Los valores son individuales y se basan en un tema específico. Puede tener un tipo de valor cuando se trata de los derechos de las mujeres y otro cuando se trata de control de armas. El problema es que muchas personas no exploran sus valores y creencias subyacentes, sino que dependen de valores programados inexplorados que son generales y generacionales.
  3. Los valores están en el corazón de la motivación. Los valores programados son más propensos a generar una motivación subóptima; los valores desarrollados tienen más probabilidad de dar como resultado una motivación óptima. Cuando actuamos de acuerdo con nuestros valores desarrollados, experimentamos vitalidad, energía positiva sostenible y una mayor sensación de bienestar.

Ya sea una persona del Baby Boom, de la Generación X, un millennial o alguien de la Generación Z, si no comprende los fines y el significado de los valores que posee, es más probable que esté operando en valores programados sin darse cuenta. Enfatizar los valores generacionales no solo es limitante, sino que también crea problemas organizacionales.

Un enfoque diferente para “motivar a los millennials”

Debido a que la generación de millennials forma una parte tan grande de nuestra fuerza de trabajo, las organizaciones hacen todo lo posible por motivarlos, es decir, por dar a los millennials lo que creen que quieren. Pero estos “deseos” se basan en valores programados inexplorados. No es de extrañar que sea difícil crear comunidades basadas en valores, alineadas para avanzar juntas.

En lugar de intentar “motivar” a los millennials en función de sus valores programados, intente con un enfoque diferente: ayude a las personas a desarrollar valores conscientes y significativos. Enseñar a las personas que los valores son elecciones y se basan en temas específicos.

Piense en Mahatma Gandhi. Cuando era niño, Gandhi y sus compañeros experimentaron la dominación británica. Gandhi, educado como vegetariano, se rindió ante la presión de sus compañeros y las normas sociales y comenzó a comer carne mientras estudiaba derecho en Londres.

Gandhi regresó a la India en 1915 y comenzó su famosa revolución no violenta. Mientras “luchaba” por la independencia de la India, decidió ser vegetariano, dijo que no solo era por su cultura y sus valores, sino también por lo que había aprendido sobre los derechos de los animales mientras estudiaba en Londres.

La historia de Gandhi es un ejemplo perfecto de cómo pasar de un valor programado (comer como un vegetariano) a explorar sus propias creencias y valores (comer carne) y elegir un valor (evolución de los derechos de los animales a los derechos humanos).

La historia de los valores es rica y compleja. Le recomiendo que evite caer en formas rápidas y fáciles de motivar a los millennials. En cambio, haga el trabajo esencial de apreciar los valores de cada generación, y concéntrese en enseñar a los individuos a moverse más allá de dichos valores generacionales. Solo podemos trabajar juntos en una comunidad basada en valores cuando las personas – independientemente de su generación – desarrollen valores basados en creencias completamente exploradas que sirvan a las personas con quienes trabajan y a quienes se dedican en su negocio.

Descubra el programa Motivación Óptima

Sobre la autora

Susan Fowler pide a los líderes que dejen de intentar motivar a la gente. En su último libro best seller, explica “Por qué motivar a la gente no funciona  y qué sí… La ciencia de liderar, comprometer y energizar”. incluido el exitoso “Autoliderazgo” y “el Ejecutivo al Minuto” con Ken Blanchard: decenas de miles de personas en todo el mundo han aprendido de sus ideas a través de programas de formación como Autoliderazgo Situacional y Motivación Óptima.

Comentar

Your email address will not be published. Required fields are marked *